miércoles, mayo 06, 2009


*LA NAVE. De Cornelia frente al espejo. Silvina Ocampo. 1988.
























I

Regla primera: la vérité nous rend libres.
Como brote humedecido de más. En un frasco de germinación. Lleno de algodones y papel, secante.

Recibí tu carta, en la que me contabas, además de los clásicos comentarios sobre el frío, lo mucho que te estaba costando levantarte en las mañanas. Que por un largo rato ,apenas despertabas pensabas en mi. imaginándome cerca, dandote calor con mi panza en la curva, que formaba tu espalda.
Comenzabas asi el día...en somnolencia. De viaje en un calidoscopio.

Que luego de varios intentos lograbas sentarte en el borde de la cama y de imprevisto, te calzabas la primer media, luego la otra.
El pantalón desfigurado en la silla; casi por inercia un remeron manga larga. El tramo hasta la hornalla para calentar el agua, se resolvía con el saquito de ochos,que se desinflaban suaves en tu cuello.
La misma mecánica todas las mañanas, combinación de mermelada y queso crema, pancito de salvado. por la fibra. Darle un besito en las hojas de la batata que florece, furiosa, enfrascada, al costado de la cocina.

Suspirabas esperando el no hervor.

Crujia la tostada, dabas un sorvo al mate cocido y te limpiabas la boca con el mantel floreado.


que suspirabas nuevamente. sin música.

ya no te importaba que todo este revuelto enfrente tuyo, sobretodo en las tripas, sobretodo lo que te propones.
te dejabas deslizar.

no te importaba nada más.

cargaste el mp3 con musica nueva, que te habias enamorado sin querer de Federico Moura, escuchabas de el las cosas que querias que salgan de mi boca. y todavia no.



II

Me llamaste por telefono. Decias que saliste a dar una vuelta, te colgaste con el frio lamiendote los cachetes, escarchandote las orejas. Invadiendote.
Caminaste una hora.
Te imaginabas una cinta transportadora.
Los carteles de la calle, los alambrados, las enredadas pasionarias, ya sin flores, te seguian con la mirada.

Espantado de belleza, encontrabas en todo algo para pensar, si entrecerrabas los ojos las luces parecian lenguas de celofán.

Estornudabas y los pulmones se renovaban de rocio, si seguias caminando asi, el humo de tu boca sería cada vez mas espezo.

Que, si seguias tratando de entenderme, perderías tiempo de quererme.

Te saludaban los travestis , te saludaron las chicas del maxiquiosco, te saludaban las estrellas que se resistian a dejar de brillar.

Poco a poco te alejabas del centro.
Sin demasiado esfuerzo estabas ya en el descampado.
Ese humo de aliento se avivo con un nuevo suspiro.
Como sumerjido en un rapto de emosión, me querias un pòco mas.

Suficiente aventura, tenias que volver.Y si que estabas lejos.
Y que vaya a buscarte, que necitabas un abrazo.


III
Besé la pantalla de mi telefono portatil cuando lei;

TE PREFIERO.

fui al diccionario, no queria subjetividades en esto , no esta vez.

Diccionario de sinónimos y antónimos © 2009 Espasa-Calpe:
PREFERIR: inclinarse, querer, anteponer, escoger, seleccionar, elegir, distinguir, amar, mimar, favorecer, desear, anhelar, optar.

INCLINARSE a la luz de la ventana.
es la nueva tarea de mi planta de hojas corazón, sentada sobre el estante blanco entre libros, fotos y objetos encontrados.
QUERER ser un jardin entero, su sueño mas recurrente, abarcar varias especies,
hasta quizas algunas aves, de las mas pequeñas para comenzar; quizas algun día lo logre.
Seguramente antepone la realidad de vivir en un frasco colmado de agua a estar abandonada en un jardin tracero rodeada de maleza.
Ya lo dice el viejo refran.
De ESCOJER ,hubiese sido -seguramente, un organo que bombea sangre a kilometros x minuto.
Entre tantas ideas de su floral imaginación, solo puede llegar a SELECCIONAR una, y ELEJIR la mas sensata, el poder distinguir un reflejo de un rayo. Un rayo que atraviese profundo, hondo, como "Rio Hondo".
Distinguir el AMAR al MIMAR, FAVORECER a DESEAR, ANHELAR a OPTAR.
Y decidirse.
que es lo mismo.

...

Archivos

Seguidores